JoomlaTemplates.me by Discount Bluehost

Conocemos a Sergio

Published on Martes, 21 Junio 2016




Descríbete un poco a ti mismo (una breve presentación): por ejemplo intereses, tu carácter, vocación

 

Me considero una persona más bien tranquila, pero eso no quita que busque también activarme en mi tiempo libre, sobre todo practicando deporte, salir a tomar algo, un paseo por la montaña…La verdad es que soy bastante reflexivo, cuando tengo una idea me gusta poder darle las vueltas necesarias, pero…sin llegar a marearla.

 

¿Cuánto tiempo llevas en ADAMA? ¿Cómo empezaste?

 

Empecé a colaborar con ADAMA hace unos 3 años, cuando estaban buscando a un voluntario que se ocupase de la gestión de calidad de la entidad. Como recientemente me había formado en ese ámbito, pensé que era una buena oportunidad para poner en práctica lo aprendido ¡Y tanto que lo fue! El hecho de trabajar en una ONG sabiendo que tu labor repercute ya sea directa o indirectamente en la atención de personas que necesitan del apoyo de otras personas, tiene doble premio. Por eso, animo a cualquiera que tenga en mente hacer un voluntariado a que dé el paso.

 

¿Eres responsable de subvenciones, pero ¿qué significa eso? Es decir ¿cuáles son tus tareas principales en la actualidad y cómo las describirías?

 

En una entidad social, la figura del gestor de subvenciones tiene la función de, por decirlo de alguna forma, “poner en el escaparate” los proyectos de la entidad presentándolos a las convocatorias que van apareciendo a lo largo del año. Es un trabajo que requiere ser algo metódico, donde hay que tener muy presentes los plazos de cada convocatoria para organizar tu tiempo y que sobre todo requiere tener una visión general de lo que hace la entidad. Cuando se concede una subvención hay que justificarla, esto consiste por una parte en demostrar que se han invertido los recursos tal y como estaba planteado en el inicio y por otra la presentación de los resultados obtenidos con las personas beneficiarias del proyecto.

 

Eres licenciado en biología y bioquímica, y posteriormente cursaste estudios cómo técnico de calidad y un máster en Seguridad Alimentaria que encaminaron tu ámbito laboral hacia el sector de la calidad y la seguridad alimentaria. Ser responsable de subvenciones en ADAMA es un ámbito completamente diferente. ¿Cómo te lleva la vida a dar este cambio?

 

Bueno, la verdad es que fue algo que llegó de forma inesperada porque una de las cosas que tiene ADAMA es que siempre te llevas sorpresas y de las positivas. Actualmente aún combino mis dos vocaciones, la de biólogo y la de trabajar en el sector social, digamos que ésta última ha aflorado en mi gracias a ADAMA. Soy una persona a la que no le da miedo emprender nuevos caminos laborales, pienso que cualquier persona que ponga empeño en lo que hace puede llegar a ser un excelente profesional, porque como decimos en ADAMA, si crees en ti y en tus capacidades, lograrás alcanzar tus metas.

 

 

El tercer sector es un ámbito muy bonito para trabajar, pero también muy duro. ¿Cómo definirías el trabajo de las ONG’S, y en concreto de ADAMA?


Sí es cierto, en ADAMA dedicamos muchas horas a lo largo de la semana, pero creo que todos los del equipo estamos de acuerdo en que merece la pena, porque al fin y al cabo nuestros esfuerzos van destinados a hacer que las personas a las que atendemos puedan tener una vida mejor. La complejidad de nuestro trabajo recae justamente en que tratamos con personas que sienten, se emocionan, en definitiva respiran vida, y como tales, deben ser tratadas con la humanidad necesaria para comprender que durante su proceso de crecimiento personal tendrán sus días buenos y malos y que para todos debemos estar a su lado.

 

¿Qué significa para ti “ADAMA”?

ADAMA es una entidad con vocación transformadora y eso va muy en la línea con mi forma de ver hacia donde debe avanzar la sociedad del siglo XXI, ya que si queremos cambiar el mundo actual donde existen tantas desigualdades e injusticias, debemos hacer las cosas de una forma diferente. Si la sociedad se centrara menos en las necesidades materiales de las personas y más en entender sus sentimientos y emociones, seguramente que actuaríamos mejor sobre las causas de la exclusión.

 

Para poder encargarse de las subvenciones de proyectos debes conocer al 100% todos y cada uno de los proyectos de ADAMA. Pero si alguien te preguntara, en general, cómo ayudan a las personas sin recursos estos proyectos ¿qué responderías?

 

Tal vez no tanto, porque en ADAMA se mueve todo tan rápido que siempre se me puede escapar algo. Somos una entidad que continuamente está impulsando proyectos innovadores que van mutando para adaptarse a las necesidades de las personas a las que atendemos. Creo que ADAMA no se dedica a “ayudar”, entendido como el concepto de una entidad de beneficiencia tradicional. Lo que sí hacemos es acompañar durante el proceso de recuperación de cada persona, aportando las herramientas emocionales necesarias para que sean capaces de salir por si mismos de la complicada situación en la que se encuentran. Este es el concepto diferenciador que queremos trasladar y hacer comprender a la sociedad.

 

¿Qué consejos le darías a un voluntario nuevo que empiece en ADAMA?

 

Lo primero, que se acerquen a conocer a todos los componentes del equipo de oficinas, estamos siempre disponibles para dedicar un rato en explicar lo que se hace en cada departamento. Y como no, que disfrute de la experiencia y explique al mundo sobre la buena labor que ADAMA está haciendo.

 

Uno de los objetivos principales por lo que lucha ADAMA es acabar con las desigualdades sociales ¿Cuál es el objetivo principal o el sueño de Sergio en ADAMA?

 

Más allá del objetivo del puesto que desempeño, es decir ampliar los recursos de la entidad, existe una finalidad aún más global que consiste en hacer que ADAMA sea una entidad de referencia en el empoderamiento de la sociedad a  través de una gestión efectiva de las emociones. Creo que esta es una buena forma para que cada persona sea capaz de superar aquellos baches que le hacen estar en situación de desigualdad o exclusión; y también, porque no, un aspecto importante de la vida de cualquier otra persona.

Certificaciones

Certificados de Calidad y confianza

Estas son algunas de las organizaciones que reconocen y certifican nuestros esfuerzos:

logo012
logo013